SUSCRIBASE


Escrito por: Carolina Tobar Amorocho


Es una tarde lluviosa, y ahí estamos Ana Julia Vargas y yo, dos mujeres de disciplinas distintas, hablando del rol de la mujer en la sociedad.

 

“Uno se debe destacar más por sus cualidades profesionales, y no por su género. Yo me hubiera sentido muy frustrada si alguna vez en mi vida me hubieran dado un puesto por ser mujer. Cuando una mujer se destaque, lo va a ser porque es una buena profesional, un buen ser humano, pero el hecho de ser mujer se lo hace más difícil”, afirma con certeza Ana Julia Vargas, la segunda mujer presidente de Uniandinos (2002-2004).

 

Se graduó de Ingeniería Civil de la Universidad de los Andes en 1976. Meses antes ya era afiliada a Uniandinos. Han pasado cuarenta años, y para ella, ser parte de la Asociación significa el vínculo con la Universidad y la manera de retornarle a la sociedad mucho de lo que la Universidad le enseñó. Estudiar en Los Andes fue un esfuerzo enorme para ella y su familia, pero también es su mayor orgullo.

 

Recuerda la Presidencia con profundo agrado, como el periodo más importante de su vida personal, donde sintió muchísimo el apoyo de todos los expresidentes y donde trabajó con pasión y esfuerzo.

 

“Económicamente, la Asociación empezó a prosperar porque veníamos de un momento difícil, de un dinero que se perdió por una mala inversión, y yo logré entregar la Presidencia con las finanzas saneadas, y eso para mí ha sido uno de los mejores logros. También se compró la tercera casa, que internamente la conocíamos como la ‘Casa Vélez’ porque el dueño era de apellido Vélez”.

 

Para ella, una mujer presidente lleva un sentimiento maternal intrínseco que le permite mirar la Asociación como un hijo, y, aparte de su tarea como responsabilidad, está su tarea afectiva. Es por esto que la mujer tiene mucho por hacer en Uniandinos y tiene mucho por qué luchar para destacarse en la Asociación.

 

“Yo creo que la mujer en Uniandinos tiene mucho campo; son muchas las que trabajan en la base de la Asociación, pero son muy pocas las que están en los altos cargos. En la Junta siempre son minoría, las presidentes de Capítulos no son la mayoría… A mí ese tema me preocupa porque el número de afiliados mujeres es muy significativo, y pienso que debería haber más participación”.

 

Ana Julia Vargas considera que Uniandinos tiene mucho potencial aún sin desarrollar, pues ha demostrado ser más grande que sus egresados, y siente que cada día se consolida más, se afianza más, se proyecta más. Le augura una amplia participación a nivel nacional, que su aporte al mundo sea cada día más significativo, que sea una Asociación representativa para consultarle temas de diferente índole.

Otros articulos de esta edición

Conoce la opinión de María Lorena Gutiérrez; Ministra de Comercio, Industria y Turismo, sobre la innovación en Colombia.

Edición 40 | 1013 visitas

El empresario Diego Méndez habla sobre emprendimiento desde su experiencia.

Edición 40 | 77 visitas
Artículos relacionados

Conoce la opinión de María Lorena Gutiérrez; Ministra de Comercio, Industria y Turismo, sobre la innovación en Colombia.

Edición 40 | 1013 visitas

El empresario Diego Méndez habla sobre emprendimiento desde su experiencia.

Edición 40 | 77 visitas