SUSCRIBASE


Escrito por: Yulieth Mora


Pequeños superhumanos

En 2013, el colombiano Christian Silva, ingeniero mecatrónico de la Universidad Nacional y el francés Philippe Parmentier, emprendedor social, idearon la Fundación Materialización 3D (M3D). Un año después el sueño de tener una organización sin ánimo de lucro que desarrollara investigaciones tecnológicas e innovación social era una realidad oficial.

Hoy la Fundación, que tuvo origen en Madrid (España) y luego se instaló en Madrid (Cundinamarca), ha donado a niños más de 30 prótesis mecánicas desarrolladas con impresoras 3D. Además, crean proyectos para incentivar a las comunidades para que aporten al reciclaje de botellas hechas a base de politereftalato de etileno (PET), un insumo para la generación de filamento plástico con el que se imprimen las prótesis y, como si fuera poco, en la actualidad su equipo trabaja a toda marcha en el desarrollo de una Bioimpresora 3D con células vivas que a futuro promete un aporte a la medicina regenerativa.

Parte de este éxito se debe también a Camilo Salamanca Ruiz, diseñador industrial de la Universidad de los Andes, afiliado a Uniandinos desde hace 11 años, que hace algunos años viajó a Barcelona para realizar maestrías en Productos Sostenibles y Creatividad pero se devolvió a Colombia para poner en práctica todo su conocimiento. Hace apenas un año y medio, este Uniandino se vinculó a M3D como voluntario y ahora es parte de la Junta Directiva, gestiona nuevos proyectos y busca recursos para financiar las donaciones e investigaciones.

“Nosotros no vendemos prótesis, las donamos. Todo lo que hacemos acá lo compartimos con el mundo, lógicamente con las regiones de Colombia. Ese es nuestro modelo”, dice Salamanca, quien se refiere a un caso en particular que llamó su atención cuando locales de la región de Dagua (Valle del Cauca) contactaron a la Fundación para diseñar la prótesis de un niño que había perdido su brazo en un accidente agrícola, “dijimos no, el niño no debe venir a aquí, debemos encontrar a las personas indicadas y los recursos para que puedan hacer la prótesis allá. No tiene sentido si centralizamos todo. Debe haber allá alguien que imprima, otro que ensamble y entidades en las regiones que financien esto. Lo que buscamos es que este modelo se repita por toda Colombia. Ya logramos imprimir la prótesis y empoderar a la región”, afirma.

Se estima que un niño/adolescente con diversidad funcional puede necesitar unas 10 prótesis a lo largo de su crecimiento y, sin duda, durante la infancia el trabajo psicosocial y de rehabilitación es fundamental. Así que recientemente M3D se ha concentrado en la implementación de nuevos programas que permitan a padres e hijos adaptarse al uso de la prótesis.

Parte de su trabajo para lograrlo es la personalización de las prótesis para niños basadas en diseños de superhéroes que ellos mismos han elegido. Así lo explica Wilmer García, artista plástico y miembro de M3D, “generamos la transformación de un niño que tiene una carencia con la posibilidad de que él decida si quiere remplazar su brazo con una prótesis que le dé identidad y seguridad. Es un niño que se vuelve un superhéroe. En la actualidad, nuestros

imaginarios sociales se manejan a través de superhumanos por los referentes de nuestra época”.

“Antes todos queríamos parecernos a todos. Lo más normal era buscar una prótesis igual a la de todos pero hoy eso cambia. Yo quiero tener una prótesis roja, naranja, azul… Sabemos que esto genera a nivel psicológico un impacto positivo, ellos se sienten empoderados usando una prótesis de Iron Man, de Elsa de Frozen o del Capitán América”, expresa Salamanca.

Sin duda, el modelo de M3D, que actualmente opera en Bogotá, no podría ser posible hoy sin el apoyo de donantes, empresas y alianzas estratégicas, como es el caso Recrear Tech, que pone a disposición de la Fundación sus equipos y su personal para realizar el escáner de los muñones de los niños y diseñar prótesis exactas. Otros aliados como Enablethefuture (USA), R&D 3D (Francia), IKU Innovation, Lab 1 (Bogotá) y Makers (Cali), entre otros, hacen lo propio para impulsar la Fundación.

Conéctese con M3D

 

web twt face 

 

Otros articulos de esta edición

Te contamos la historia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que en 2017 está cumpliendo 50 años

Edición 38 | 765 visitas

Entérate los eventos culturales programados para el último trimestre del 2017

Edición 38 | 357 visitas
Artículos relacionados

Te contamos la historia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que en 2017 está cumpliendo 50 años

Edición 38 | 765 visitas

Entérate los eventos culturales programados para el último trimestre del 2017

Edición 38 | 357 visitas