SUSCRIBASE

En el más reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la tasa de desempleo se ubicó en 8,9%, y unas 489 mil personas más encontraron empleo en abril de 2017; por su parte, la ministra de Trabajo, Griselda Janeth Restrepo, calificó de significativa la cifra entregada por el DANE, “teniendo en cuenta que en abril el invierno afectó de manera importante muchas zonas del país con repercusiones notorias para el comercio”.


Escrito por: Yulieth Mora


Y aunque la cifra disminuyó en 1% con respecto al mes de abril de 2016, la percepción por parte de los colombianos sigue siendo pesimista al respecto, por lo menos así lo explica Ximena Morgan, gerente de Sector de Empleos y Educación de elempleo.com: “la tasa de desempleo sigue siendo elevada aun estando en un dígito, por lo que la percepción en la consecución de trabajo sigue viéndose muy complicada. Lo que ocurre en el país es que hay posiciones que tienen mayor facilidad para conseguir opciones de trabajo, y otro tipo de vacantes más especializadas en donde es más difícil ubicar candidatos con el conocimiento y la experiencia necesaria para cumplir con el rol. Por ello, no es fácil para todos poder ubicar una buena opción laboral ni encontrar los candidatos idóneos para ciertas vacantes. Bajo este escenario, hay altos cuestionamientos sobre la brecha entre la academia y el mercado laboral y por ello, las personas en ocasiones no logran ubicar una posición acorde con sus expectativas. El mercado laboral tampoco está alineado con el tipo de personas que hay disponibles y listas para ser empleadas”.

Por ejemplo, Camila Melo tiene 24 años, es Ingeniera Industrial y Psicóloga de la Universidad de los Andes, y actualmente Asistente Graduada de la Maestría en Ingeniería Industrial en la misma universidad, actividad que le proporciona un salario y cubre el pago de esta matrícula de posgrado. Oficialmente, en su hoja de vida no puede contarse ningún tipo de experiencia laboral porque las prácticas laborales por un año en su programa de Psicología cuentan como eso, como prácticas.

“En realidad tan pronto terminé mis dos carreras surgió la posibilidad de trabajar como asistente en la Universidad, con lo cual no realicé ningún proceso de búsqueda de empleo. Sin embargo, en los últimos meses he empezado a buscar ofertas de empleo a ver si existe la posibilidad de empezar a adquirir experiencia laboral, y me he encontrado con que en la mayoría de oportunidades no se ajustan a las expectativas que tengo. Obviamente no tengo grandes expectativas porque sé que soy una persona recién egresada y no tengo experiencia laboral, pero sí me gustaría ejercer en algo que realmente me apasione”, explica esta egresada de la Universidad de los Andes.

Pese al panorama, Camila Melo afirma tener claro que “dos carreras no me dan ningún tipo de ventaja con respecto a otras personas que también puedan estar aplicando a un empleo determinado”.

En ese sentido, el economista uniandino Felipe Buitrago Restrepo, consultor de la División de Asuntos Culturales, Solidaridad y Creatividad en el BID, parece estar de acuerdo: “conseguir trabajo no es fácil, ni en Colombia, ni en el Reino Unido, ni en Sudáfrica, es difícil en todas partes. Es un mercado competitivo. El mundo no está para darle a uno lo que uno quiere sino para darle lo que uno trabaja”, afirma.

 

MOTIVACIÓN: LA CLAVE PARA UN EMPLEO DE CALIDAD

Para Morgan, de elempleo.com, normalmente, los perfiles profesionales con experiencia y conocimientos especializados son quienes logran conseguir una opción laboral de calidad en menor tiempo: “en los cargos más genéricos y sin conocimientos específicos, las empresas tienen mayores opciones de elección y, por ello, las personas tienen mucha más ‘competencia’, lo que hace que se demoren más tiempo en conseguir empleo, y en ocasiones deben optar por oportunidades laborales alejadas de sus preferencias ocupacionales”.

Y es que la calidad del empleo es uno de los temas importantes a la hora de buscar un empleo y mantenerlo; por ejemplo, Ayelet Fishbach, profesora de Ciencias del Comportamiento y Mercadotecnia en la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, quien hace un par de meses escribió el artículo “In Choosing a Job, Focus on the Fun” para el New York Times, afirma que, según sus investigaciones, ha logrado concluir que “la satisfacción laboral es demasiado escasa, y carecer de ella nos está dañando emocional y financieramente. Nos agota levantarnos por la mañana para lidiar con un cliente difícil, un jefe desagradable o un colega poco amable”.

Según Fishbach, una de las recomendaciones para lidiar con esta inconformidad es asegurarse de elegir una carrera o un proyecto por el que se esté motivado. Y es lo que precisamente parece haber descubierto Camila Melo durante el curso de sus estudios profesionales: “cuando salí del colegio no estaba muy segura de qué carrera estudiar, tenía muchas dudas al respecto y opté por Ingeniería Industrial porque sabía que tenía un amplio campo de acción, y en cuanto a psicología, siempre me había interesado la parte humana y social, quería que de alguna manera lo que hiciera en el desarrollo de mi carrera tuviera impacto en esos ámbitos. En algún momento en mi carrera profesional decidí ver materias de psicología; después de ver un par de materias me di cuenta que me hacía falta y era lo que realmente quería, entonces inicié doble programa con psicología”, dice. Aunque está de acuerdo en considerar que la inversión en tiempo y dinero no se verá reflejada de manera inmediata, sino que más bien se necesita de un largo proceso y experiencia laboral para lograrlo.

RECUADRO 1

¿Cuáles considera que son las características ideales para tener un empleo de calidad?

“Estar trabajando y buscar opciones laborales de crecimiento profesional. Normalmente, cuando no hay una presión tan fuerte para conseguir empleo (como es el caso de los desempleados) tienes mayores probabilidades de elegir, de exigir condiciones laborales y de llegar a ser mucho más apetecido en el mercado laboral, lo que te ofrece condiciones de negociación distintas. Sin embargo, las personas que están buscando trabajo activamente pueden moverse hacia empleos de calidad cuando buscan opciones que realmente se ajusten con su perfil y, por lo tanto, sean totalmente pertinentes para los futuros empleadores. Cuando las personas creen que pueden ocupar cualquier tipo de vacante, sin importar el perfil, simplemente porque están buscando trabajo, pierden credibilidad y pueden ser no tenidos en cuenta dentro de un proceso de selección por esa falta de foco. Hay que saber que todos somos muy buenos en algo, y es ahí donde debemos focalizar nuestra búsqueda y desde ahí construir el empleo de calidad que todos esperamos”. Ximena Morgan, gerente de Sector de Empleos y Educación de elempleo.com

 

EMPRENDIMIENTO Y OTRAS FORMAS DE EMPLEO EN LA INDUSTRIA CREATIVA

Hoy día es evidente cómo la forma de conseguir empleo, e incluso las expectativas al lograr uno, son muy diferentes a las de hace veinte años, por ejemplo, “carreras como ingeniería de sistemas o asociadas a perfiles de tecnología son muy apetecidas. También encontramos profesionales en carreras administrativas que tienen un campo de acción muy variado y pueden especializarse en diferentes áreas, lo que hace que tengan diferentes opciones laborales. Las carreras asociadas a ciencias de la salud también son muy demandadas, no sólo a nivel profesional sino también a nivel técnico. El mercado laboral ha migrado a entender que en ocasiones una profesión no impide o facilita que puedas ejecutar un rol, sino que es el desarrollo de competencias lo que más ayuda a tener éxito en una posición, claro, sumado a conocimientos y experiencia, pueden acompañar el éxito profesional, pero no porque se estudie una carrera en particular se cierran las posibilidades de ocupar ciertos roles”, afirma Morgan.

Por otra parte, para Felipe Buitrago, quien también es coautor del libro La economía naranja: una oportunidad infinita, publicado en 2013, existen profesiones que lastimosamente están pobremente conectadas con el resto de la economía: “A estudiantes y jóvenes de estas carreras (artes, antropología, entre otras) no se les suele dar las herramientas de conexión con el resto del mundo que son importantes. No sé si es una aproximación, un poco decimonónica, que todas estas actividades suceden en un vacío, y no, suceden en el mundo real, en un mundo donde interactuamos con personas, donde necesitamos aplicar para becas y recursos de financiación; todo eso implica que nuestras habilidades van más allá de saber pintar. Esto no quiere decir que yo como artista me tenga que dedicar a hacer gestión, sino que tengo que entender lo básico para saber con quién debo hablar y cómo debo hablar con esa persona para poder gestionar mi arte”.

Hace apenas un par de meses, con ochenta votos a favor y cinco en contra, el Congreso de la República de Colombia aprobó la Ley Naranja, que busca “desarrollar, fomentar, incentivar y proteger las industrias creativas, entendidas como aquellas que generan valor en razón de sus bienes y servicios, los cuales se fundamentan en la propiedad intelectual”.

Dentro de los efectos que busca lograr la ejecución de esta ley, que hoy día está pendiente para sanción presidencial, está generar cerca de 700.000 a 1.300.000 empleos, transformar las ideas creativas en bienes y servicios y generar ingresos por más de 177.000 millones de dólares anuales a la región.

Sin embargo, para Restrepo, también hay que entender que la industria creativa está basada en proyectos y no en empleos, y, en este sentido, lo primero que debe tener claro una persona que desee vincularse en dichos proyectos es su formalización como independiente: “Si yo me quedo esperando un empleo, y no proyectos, que es lo que yo hago sistemáticamente, voy a fallar en eso. Lo que yo necesito entender es cuál es la mejor manera para construir un capital alrededor de esos proyectos. Es posible que al principio deba mezclar mi emprendimiento con trabajos, que es muy frecuente, es parte de crecer y aprender cosas en la vida, pero voy a ir construyendo esa empresa a largo plazo; pero si yo me quedo esperando que alguien resuelva cómo generar empleo para artistas pues probablemente me quedo esperando”.

Leyes de este tipo y alianzas como las que el Centro de Desarrollo Profesional (CDP) de Uniandinos y elempleo.com desarrollan desde hace cinco años buscan conectar entidades para ofrecer a miles de profesionales como Camila mejores oportunidades laborales: “elempleo.com tiene un producto que se llama Bases Universitarias, el cual tiene como objetivo conectar tres actores dentro del mercado laboral: la comunidad universitaria, la universidad como institución y las empresas. Para elempleo.com es muy importante estar apoyando y fortaleciendo día tras día esa conexión y aportar un granito de arena al mejoramiento en la calidad del empleo en el país”, explica Morgan.

RECUADRO 2

“El éxito es un camino muy personal. Al final de todo se trata de dejarle algo al mundo; no puedo considerar a alguien exitoso que no haya conseguido algo que haya impactado positivamente la vida de varias personas, puede ser una familia, pueden ser millones de personas, eso depende de la ambición de cambios que uno tenga, pero no es un asunto que se limite a obtener una cantidad de dinero; si yo hago eso no estoy haciendo emprendimiento, estoy haciendo empresa y dinero. Un emprendimiento, por definición, es querer cambiar las cosas para mejorarlas, eso quiere decir entonces que la definición del éxito es lograr que ese cambio suceda y afecte positivamente. No hay que confundir hacer negocios para hacer empresa”. Felipe Buitrago Restrepo, consultor de la División de Asuntos Culturales, Solidaridad y Creatividad en el BID

RECUADRO 3

Según el informe de Invest in Bogotá, entidad público-privada, que se concentra en atraer inversión extranjera a la capital del país, se estima que Bogotá anualmente abre unos 4.800 nuevos empleos por cuenta de la inversión extranjera directa, y es considerada como la tercera ciudad de América Latina que más empleos genera. En primer lugar del ranking se ubica São Paulo, en Brasil, con 7.596, y en segundo lugar Ciudad de México, en México, con unos 5.869.

 

Otros articulos de esta edición

Te contamos la historia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que en 2017 está cumpliendo 50 años

Edición 38 | 765 visitas

Entérate los eventos culturales programados para el último trimestre del 2017

Edición 38 | 357 visitas
Artículos relacionados

Te contamos la historia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que en 2017 está cumpliendo 50 años

Edición 38 | 765 visitas

Entérate los eventos culturales programados para el último trimestre del 2017

Edición 38 | 357 visitas