SUSCRIBASE

“La palabra une la huella visible con la cosa invisible, con la cosa ausente, con la cosa deseada o temida, como un frágil puente improvisado tendido sobre el vacío. Por esto, para mí el uso justo del lenguaje es el que permite acercarse a las cosas (presentes o ausentes) con discreción, atención y cautela, con el respeto hacia aquello que las cosas comunican sin palabras.” Italo Calvino


Escrito por: Rafael Murzi


Nuestra organización es un tejido que se crea y recrea cada instante mediante los acuerdos y conversaciones que construyen y transforman nuestra realidad. Somos palabradores con un propósito común.

 

Nuestra organización, a su vez, está compuesta por personas cuyos pensamientos, forma de ver el mundo, creencias, conocimientos y valores son diferentes; por seres de actitud y emoción frente al otro, frente a sí mismos, cambiantes en el tiempo; por seres con experiencias y particularidades que deben coexistir e interactuar en armonía.

 

En nuestra comunicación cotidiana se integran todos estos factores y, en la medida en que podamos construir permanentemente conversaciones constructivas, sinceras y respetuosas, y a la vez ser una buena escucha, en esa medida crearemos también un espacio propicio para el intercambio, para el goce y aprendizaje de estas diferencias, un espacio de crecimiento conjunto que beneficiará no solo a nuestra comunidad, sino a nosotros mismos.

 

Uniandinos se encuentra en un momento único de cambio, en un momento histórico en el que estamos sembrando las bases para que las futuras generaciones puedan disfrutar y beneficiarse de lo que ha sido la Asociación y de una alianza fuerte y duradera con nuestra alma mater, a quien nos debemos y por quien somos.

 

Es un momento para pensar en grande, para estar por encima de nuestros intereses particulares, un momento para reconocernos en nuestras diferencias. Cada una de las personas que ocupan un lugar en el espacio que compartimos tiene su propia forma de ver el mundo, sus propias creencias, conocimientos y valores, así que debemos comprometernos a respetarlo y a esforzarnos por entenderlo.

 

Es momento para utilizar un lenguaje vinculante e inclusivo, un momento para crear comunidad y lazos de confianza mediante nuestra interacción con otros, con el poder de la palabra bien utilizada. Es momento de reconocer la dificultad que existe para escuchar objetivamente y sin perjuicios, es momento para evitar juicios; presumamos la buena fe de nuestro entorno, pues nos reúnen y nos convocan los mismos principios, los mismos sueños y los mismos objetivos.

La diversidad de pensamiento es una gran oportunidad para aprender del otro o de descubrir algo nuevo, las diferencias y conflictos son inevitables y son también una gran oportunidad para consolidar una comunidad, ampliar nuestro campo de visión y estrechar lazos; en esa medida debemos comprometernos a no evadirlos, sino a confrontarlos en un espacio de entendimiento y respeto.

Colombia está viviendo un proceso de cambio y la comunidad uniandina debe estar a la altura de ese reto, dando ejemplo desde su interior. Se adelanta una importante reforma de estatutos, que nos permitirá asegurar la consolidación de la alianza –en medio de un momento de inmejorable relación con la Universidad- y por medio de esa consolidación asegurar un futuro brillante para ambas instituciones, que juntas pueden construir fácilmente y que por separado sería imposible siquiera soñarlo.

La construcción de este tejido la hacemos nosotros, por eso los invito a que tomemos como estandarte este momento histórico y nos proyectemos hacia el futuro. Los invito a soñar y a trabajar juntos como una sola comunidad capaz de aportar al mundo, de transformar positivamente a la sociedad, como nos lo mostrarán los protagonistas de esta edición, uniandinos que desde la Responsabilidad Social están trabajando en la construcción de sociedad y país.

Qué mensaje más inspirador que ese para abrirnos el corazón a las buenas acciones individuales y colectivas que desde cada uno de nosotros se acrecientan en la Navidad. Deseamos, además, que esta época de amor y reconciliación nos haga reflexionar sobre nuestros aportes a la construcción de una cultura de encuentros para nuestra comunidad Uniandina, la sociedad y el mundo.

 

 

Rafael Murzi Moreno

Presidente

Uniandinos

Otros articulos de esta edición

El fútbol, durante época mundialista, no solo es un movimiento deportivo sino también social y económico.

Edición 41 | 495 visitas

Conoce la historia de varios de los capítulos y grupos en Uniandinos relacionados con el deporte.

Edición 41 | 640 visitas
Artículos relacionados

El fútbol, durante época mundialista, no solo es un movimiento deportivo sino también social y económico.

Edición 41 | 495 visitas

Conoce la historia de varios de los capítulos y grupos en Uniandinos relacionados con el deporte.

Edición 41 | 640 visitas