SUSCRIBASE

En el año 2000, 189 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas, se comprometieron a cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Se trataba de ocho desafíos considerados vitales para el desarrollo de las naciones y, por primera vez, esa agenda internacional puso el 2015 como año límite para la entrega de resultados concretos y medibles por parte los países.


Escrito por: Yulieth Mora


De los Objetivos del Milenio al Desarrollo Sostenible

 

Según la CEPAL, Comisión Económica para América Latina y el Caribe, “los países de la región lograron entre 2000 y 2015 avances importantes en la reducción de la pobreza extrema, el hambre, la mortalidad infantil, la incorporación de las niñas a la educación y el acceso a agua potable”. Sin embargo, la CEPAL también alertó sobre la importancia de hacer mayores esfuerzos en la reducción de la mortalidad materna y de las emisiones de gases de efecto invernadero, entre otras áreas.

 

En Colombia, por medio del CONPES (Consejo de Política Económica y Social) 91 y 140, se acogió al compromiso de desarrollo global y se convirtió en una Política Pública Nacional que permitió, por ejemplo, avances en la reducción de pobreza, logrando anticipadamente la meta establecida por los ODM: la tasa de desempleo general disminuyó, aunque mujeres y jóvenes siguieron con las tasas de desempleo más altas. Así, el país pudo aterrizar sobre los grandes logros, pero al tiempo sobre los inmensos desafíos como nación.

 

Ya en 2015, la Asamblea de las Naciones Unidas preparó una nueva hoja de ruta: los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para otros 15 años. La meta es que 193 países, suscritos ahora en este nuevo pacto global, sigan cada punto como guía de referencia para el desarrollo de sus naciones.

 

Colombia 2030: un país con metas

En 2030, la Asamblea de las Naciones Unidas se reunirá de nuevo para evaluar los resultados de la ambiciosa agenda 2030, que incluye 17 objetivos y 169 metas. Ante el reto surgen varias preguntas en torno a la agenda nacional: ¿cómo vamos a lograrlo? ¿Pesa un objetivo más que otro?

 

Para el uniandino David Gereda, director de One Young World para Latinoamérica, el primer paso es entender bien las metas. “Los objetivos tienen unos elementos demasiado elevados porque fueron un consenso mundial. El reto está en traducir los objetivos a hechos concretos para que todos entiendan que, desde cualquiera de sus aristas, se puede empezar a aportar a ellos”, una tarea que, según él, no debe ser ajena a los sectores público, privado, solidario y, por supuesto, acompañados por la academia y la sociedad civil.

 

Por su parte, Lina Tangarife, directora de Alianza Social Uniandina (ASU), programa de responsabilidad social de Uniandinos, coincide en esto y apunta a resaltar que “se necesita llevar la información de los ODS a las zonas más apartadas del país para que las personas sean coherentes con sus acciones individuales. Se necesita coherencia en el estilo de vida, el consumo y en la manera en como construimos relaciones”.

 

Así bien, con una mayoría informada sobre un tema de primera categoría, surge otra pregunta: ¿por qué objetivo empezar?, ¿cuál es el primer paso? Según Gereda, “la paz es la principal apuesta. Sobre esa construcción girará el futuro de la nación en 2030. Ese será el eje sobre el que Colombia construirá su discurso, sobre el que deben apalancar sus iniciativas, porque tener la paz como eje dentro de los ODS hará que el resto de los objetivos se beneficie como efecto colateral”.

 

Sin duda, ASU lo ha tenido claro; no por menos, el tema durante el 7mo Encuentro Responsable, organizado junto a AFLORA - Fundación Bolívar Davivienda, se concentró en la paz bajo el lema: ‘acciones diferentes para un nuevo país’. Y en su más reciente versión, el 8vo Encuentro Responsable fijó su agenda en gestionar conocimiento sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las organizaciones sociales.

 

Fernando Cortés McAllister, Director Ejecutivo de la Fundación Bolívar Davivienda, coincide en que la paz es un tema fundamental para el país y que también es necesario “fortalecer cada día más las organizaciones sociales para que puedan tener un rol relevante en el desarrollo de los ODS. En el Encuentro Responsable nos dimos cuenta que las organizaciones quieren seguir fortaleciéndose para tener un mayor impacto. Hay ese sentimiento de compromiso y entusiasmo. Eso es muy bueno porque estamos, entre todos, ayudando a que esto funcione mejor”

 

Según Tangarife, el gran reto en el sector solidario es que las organizaciones sociales formulen proyectos teniendo en cuenta la agenda para 2030, y para lograrlo es importante trabajar como colectivos y generar alianzas sostenibles: “durante el 8vo Encuentro Responsable, las organizaciones corroboraron que alianzas que creían imposibles se logran con objetivos comunes. Pero no solo es hacer alianzas, se trata de mantenerlas”.

 

¿Qué nos impide llegar a la meta?

Según Gereda, existen diversas variables que pueden impedir o retrasar que Colombia llegue a las metas, una de ellas es la corrupción: “ese es nuestro gran mal. Pasamos de hablar de violencia a hablar de corrupción, porque es un problema que hay que poner sobre la mesa, ver que no es aislado. Todos en distintos niveles podemos caer en actos de corrupción. Hay que atacar la corrupción sin ningún tipo de privilegios” y, de otra parte, pero no menos importante la brecha de género que existe en el país actualmente: “lo primero es hacer evidente que la brecha de género es un problema, y lo segundo es tomar correctivos sobre el caso. Las mujeres tienen las mismas capacidades y lo están demostrando en todas las batallas que dan para generar espacios. Hay que seguir haciendo evidente este problema”.

 

Por su parte, Cortés opina que considerar al mismo nivel derechos y deberes haría la diferencia para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “soy muy optimista en el país hacia el 2030. Creo que los procesos que estamos realizando hoy nos hacen reflexionar como sociedad. Es difícil llegar a los objetivos pero vamos encaminados a lograrlos. Eso sí, necesitamos una sociedad más consciente de los deberes como ciudadanos. Porque los derechos, los tenemos claros, los conocemos de memoria, pero de los deberes no participamos tanto”.

 

Tangarife también se plantea otro reto: “los líderes de las organizaciones y las familias deben estar convencidas de que los ODS valen la pena. Tienen que saber que no son solo 17 objetivos que cumplir, sino que realmente no tenemos una opción b. No tenemos otro planeta. Necesitamos desarrollarnos sosteniblemente. No solo se trata de campañas sobre los ODS, se trata de ser embajador de esta información en los círculos en los que cada individuo se mueve”. 

 

A pesar de los retos, el optimismo de organizaciones y emprendedores sociales, de la sociedad civil y diversas entidades es evidente, tanto que algunas como la Agencia Presidencial de Cooperación, Compartamos Colombia, el Departamento Nacional de Planeación, la Fundación Corona, Distancia Cero, Empresarios por la Educación, WWF, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, SDG Philantropy Plataform y Prosperidad Social, apoyaron el 8vo Encuentro Responsable que se llevó a cabo en torno a la gestión de proyectos alineados a los ODS.

 

“Yo soy optimista con el futuro de Colombia. Vamos por buen camino, pero no hay que bajar la guardia. Creo que tendremos una Colombia mejor en el 2030 si entendemos que es un problema de todos. No es un asunto del presidente, del alcalde, es de todos los que vivimos en el territorio”: David Gereda, director de OYW para Latinoamérica.

 

“Todas las organizaciones sociales arrancan con el pie derecho que es una real pasión y entusiasmo por realizar su objeto misional. Sin embargo, cuál es mi consejo: formalizarse. Estructurarse de tal manera que su organización pueda tener una mayor impacto y mayor valor para la sociedad”. Fernando Cortés McAllister, Director Ejecutivo de AFLORA - Fundación Bolívar Davivienda

 

EMPRENDIMIENTOS SOCIALES ALINEADOS CON LOS ODS

 

PALOMA & ANGOSTURA (www.palomayangostura.com)

“En Paloma & Angostura, Creemos en el impacto social y ambiental por medio del diseño. Hacemos productos de alta calidad y bien diseñados. Utilizamos mayoritariamente materiales sostenibles y textiles ecológicos. En Paloma & Angostura creemos que la paz se hace con acciones, no con palabras. Por eso creemos en invertir en la gente es invertir en la paz y trabajamos con quienes han sido afectados por el conflicto armado, la violencia y la discriminación en Colombia. Empezamos trabajando con personas en proceso de reintegración quienes confeccionan nuestros productos y quieren rehacer sus vidas”. @palomaworkshop

 

AEQUALES (www.aequales.com)

“Aequales es una empresa de consultoría creada por mujeres jóvenes que tiene como objetivo reducir las brechas de género en el lugar de trabajo y promover el liderazgo de las mujeres dentro de las organizaciones, creando así igualdad de condiciones para hombres y mujeres, fomentando un mejor ambiente de trabajo y una mayor productividad”. @aequales

Otros articulos de esta edición

Conoce cómo es el proyecto de viviendas universitarias de Los Andes.

Edición 42 | 318 visitas

Entérate de la reactivación de algunos de nuestros capítulos y la inauguración de la nueva sede de la Univerisdad de los Andes en Cartagena.

Edición 42 | 650 visitas
Artículos relacionados

Conoce cómo es el proyecto de viviendas universitarias de Los Andes.

Edición 42 | 318 visitas

Entérate de la reactivación de algunos de nuestros capítulos y la inauguración de la nueva sede de la Univerisdad de los Andes en Cartagena.

Edición 42 | 650 visitas