SUSCRIBASE

En el marco del World Economic Forum, en enero de 2016, se presentó un reporte denominado “The Future of Jobs”, en el cual se investigaron los temas de empleo, habilidades, y la estrategia para la nueva Revolución Industrial. Esta Cuarta Revolución Industrial se centra en el tema de investigaciones genéticas, el uso de la inteligencia artificial, la masificación de la robótica, nanotecnología, biotecnología y uso intensivo de plataformas digitales o sistemas inteligentes para el manejo de los distintos modelos de negocios.


Escrito por: María Camila Venegas


Todos estos cambios están ejerciendo grandes presiones sobre la empleabilidad: cambios en descripciones y necesidades de los cargos que se requieren, la desaparición de posiciones netamente operativas y la necesidad de adaptación de los nuevos jugadores en el mundo laboral para que se puedan ajustar rápidamente a estos cambios. La presencia de las nuevas generaciones, la Y, los “millennials”, y la pronta inclusión de la generación Z a las empresas, también son factores que afectan, pues estas nuevas generaciones buscan renovadas formas de trabajar, con la flexibilización de sus sitios de empleo, menores tiempos de dedicación, formas distintas de contratación, la posibilidad del trabajo remoto y la participación en proyectos especiales que reten sus propias habilidades.

Complementando este trabajo realizado, la empresa de consultoría McKinsey & Company, en su reporte de marzo de este año, “Technology, Jobs and the Future of Work”, adiciona nuevas presiones a la empleabilidad: desempleo y subempleo, este último entendido como el caso de aquellas personas que están siendo subutilizadas en cuanto a su capacidad intelectual y preparación obtenida. En otro estudio que esta realizó en las empresas y en los jóvenes empleados, también se observó que existe una brecha muy grande entre las necesidades externas y la capacidad de las universidades de acompañar dicho progreso con el desarrollo de habilidades denominadas “duras”, de conocimientos, y las denominadas “blandas”.

Adicionalmente, el uso de plataformas digitales que hoy son utilizadas en el manejo de activos, de operaciones y de las labores de las personas está siendo parte esencial de sectores como los servicios, especialmente los bancarios, los medios y el sector de tecnología; estas incluyen temas como el internet de las cosas (IOT) o el uso de Inteligencia Artificial para crear modelos de aprendizaje, de conocimiento y de predicción. Estas plataformas digitales exigen de parte de los humanos una capacitación y profundización en los conocimientos asociados, en el manejo y conocimiento de procesos y en la generación de nuevos modelos de negocios.

Con todos estos antecedentes, los retos de la empleabilidad se centran en varios frentes:

  • Entidades académicas: se necesita ajustar más rápido, y con mayor exactitud, la distancia existente entre las necesidades cambiantes del mercado empresarial y la educación impartida: reducir las brechas de uso de herramientas, desarrollo de habilidades duras y blandas, y generar en las nuevas dinámicas de aprendizaje el uso de la tecnología y de las plataformas digitales como eje crítico.
  • Las organizaciones: deben replantear sus estrategias y sus estructuras. Se debe modificar la forma de hacer negocios y de cómo atraer, mantener y reforzar el talento. Al cambiar las estructuras, las jerarquías y los modelos de negocios, todas las nuevas generaciones tendrán cabida, porque ellas no son las “distintas”, son las empresas las que se han quedado rezagadas en modelos de estructuras y de formas de operar, que deben evolucionar acorde a las novedades tecnológicas y a la necesidad cada vez mayor de uso de plataformas digitales.
  • Estudiantes y egresados: deben afrontar el reto de las nuevas tecnologías con el tesón de la búsqueda y apropiación del nuevo conocimiento, y de desarrollar las habilidades blandas. Es importante el saber, pero más el ser. Cultivar la actitud hará que sean elementos más atractivos para las compañías que hoy buscan que los valores intrínsecos sean el punto de selección de futuros candidatos.

La empleabilidad es más que empresas y ofertas de trabajo, más que conocimientos y experiencia, es la resultante de múltiples dinámicas a las cuales nos vemos abocados y ante las cuales debemos tener la mentalidad de buscar el ajuste para poder lograr un impacto positivo en la creación, el mantenimiento y evolución del mercado laboral.

Otros articulos de esta edición

Entérate de la reactivación de algunos de nuestros capítulos y la inauguración de la nueva sede de la Univerisdad de los Andes en Cartagena.

Edición 42 | 608 visitas

El legado de Mario Laserna va más allá del deber. Contribuyó a un país sediento de ideas que, sin duda, hacen que en casi todos los ámbitos de la sociedad esté un Uniandino sembrando semillas.

Edición 42 | 1292 visitas
Artículos relacionados

Entérate de la reactivación de algunos de nuestros capítulos y la inauguración de la nueva sede de la Univerisdad de los Andes en Cartagena.

Edición 42 | 608 visitas

El legado de Mario Laserna va más allá del deber. Contribuyó a un país sediento de ideas que, sin duda, hacen que en casi todos los ámbitos de la sociedad esté un Uniandino sembrando semillas.

Edición 42 | 1292 visitas