SUSCRIBASE

Al analizar las causas, se ha encontrado que a la mayoría de los estudiantes de los colegios públicos poco o nada les interesa las Pruebas Saber 11 y solo las presentan por obligación, ya que en su mente tienen el ingreso a una Universidad como un imposible, en razón de la capacidad económica de la familia. Existen notables excepciones, pero para muchos la única opción es ingresar al Sena.


Escrito por: Roberto Muñoz


Desde que la ministra Parody creó el programa Ser pilo paga, producto de estudios de un alumno de la Universidad de los Andes y dirigido por el profesor Roberto Zarama, me declaré su admirador, pues representa la mejor forma de reducir la inequidad y brindar igualdad de oportunidades a jóvenes brillantes de bajos recursos. Asegurarles el ingreso a las mejores Universidades del país, significa dotarlos de las mismas oportunidades que a estudiantes de estratos altos con buena capacidad de pago y permitirles compatir de igual a igual con jóvenes de diferentes  condiciones económicas, que sólo se diferencian por su capacidad intelectual.

Prueba de ello es el hecho verificado de que, proporcionalmente a su número, los estudiantes becaos por Yo quiero estudiar y por Ser pilo paga, logran con mayor frecuencia la distinción Cum Laude que otorga la Universidad de los Andes.

Con lo anterior en mente, ha parecido importante adelantar un trabajo (siguiendo el ejemplo de algunas fundaciones) de apoyo a estudiantes de bajos recursos, pero con buenos resultados académicos y capacitarlos de la mejor manera para conseguir buenos resultados en la Pruebas Saber 11, de tal modo que puedan aspirar a una beca en la Universidad con alta acreditación.

El puntaje obtenido en las Pruebas de Estado determina la opción de acceso a beca, por eso un refuerzo académico resulta indispensable para lograrla. El resultado de este esfuerzo es que, mediante nuestra ayuda, un número de estudiantes de colegios públicos ha superado la cota fijada por las instituciones y así lograr su ingreso.

Aquí vale destacar lo que pasa con la educación escolar en los colegios públicos de  Bogotá: en primer lugar, debe mencionarse que en los resultados del ICFES están por debajo de departamentos como Santander y en segundo lugar que, proporcionalmente al número de establecimientos de la Capital,  –aproximadamente entre un 12 y 13% de los del país– solo clasifican entre un 7 y 8% entre los primeros mil.

Al analizar las causas, se ha encontrado que a la mayoría de los estudiantes de los colegios públicos poco o nada les interesa las Pruebas Saber 11 y solo las presentan por obligación, ya que en su mente tienen el ingreso a una Universidad como un imposible, en razón de la capacidad económica de la familia. Existen notables excepciones, pero para muchos la única opción es ingresar al Sena.

Esta situación desfigura los resultados de las Pruebas en cuanto a la calificación de los colegios y pone al descubierto algunos puntos muy importantes, en los que la Secretaría y el Ministerio de Educación deberían analizar profundamente, a saber:

  • La falta de acompañamiento de los padres a los hijos en sus estudios, dadas sus condiciones laborales y falta de tiempo.
  • Las difíciles condiciones del medio donde se desarrollan las tareas diarias, ya que a pesar del trabajo dispendioso de muchos profesores, se enfrentan a situaciones de pobreza extrema de muchos alumos, del medio donde viven, de microtráfico dentro de las instituciones, discapacidades y falta de acompañamiento de otras entidades, en cuanto a salud y aspectos sicológicos, lo cual obviamente dificulta la tarea de los docentes, muy diferente a la de los profesores de colegios privados.
  • La necesidad de un trabajo profesional de acompañamiento a los estudiantes y padres de familia, para mostrarles e inducirlos a ingresar a una Institución de educación superior, bien sea Universitaria o Técnica, como medio para lograr un ascenso social y mejores condiciones de calidad de vida, lo cual redundará en beneficio de sus familias y de la sociedad en su conjunto. Es indispensable mostrarles que sí se puede.
  • Los resultados de las Pruebas Saber 11 de los colegios públicos, frente a los buenos colegios privados, muestran una diferencia muy grande y se observa cómo el trabajo debe enfocarse en la calidad, pues la situación actual conduce a que se amplíen más las diferencias y se profundice la inequidad. 

Invito a los lectores de esta columna a que contribuyan a apoyar instituciones que soportan a talentos de escasos recursos, con programas de fortalecimiento para la presentación de las Pruebas Saber 11 como medio para impulsar y hacer realidad los anhelos de jóvenes talentosos que, sin estas ayudas, les será imposible alcanzar lo que otros sí están logrando.   

Otros articulos de esta edición

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 164 visitas
Artículos relacionados

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 164 visitas