SUSCRIBASE

En el año 2000, las naciones se fijaron ocho objetivos para luchar contra la pobreza: los Objetivos de Desarrollo del Milenio - ODM. Quince años después, los aprendizajes adquiridos demostraron la importancia de continuar apostándole a una visión colectiva, que invite a las naciones a trabajar de manera decidida en unas metas concretas y transformadoras.


Escrito por: María Carolina Meza Botero


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS son esta nueva agenda, trazada hasta el 2030, con el fin de mejorar la vida de todas las personas en el planeta, asegurando el ejercicio pleno de sus derechos, en armonía con la naturaleza. El cumplimiento de los ODS parte del supuesto de la corresponsabilidad: implican y orientan acciones del sector público, privado y la sociedad civil en su conjunto[1]. Son una hoja de ruta para las empresas en cuanto a su inversión social.

 

Desde hace 15 años, la Fundación Empresarios por la Educación, FEXE, genera alianzas entre el sector privado y el sector público para que, reconociendo permanentemente los territorios y basándose en evidencia y datos, se tomen mejores decisiones a la hora de invertir recursos y emprender programas en educación que contribuyan al mejoramiento de la educación en el país. Nuestra misión apunta al ODS número 4: garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

 

El ODS 4, desde sus 10 metas, muestra la complejidad de este reto. No se trata solo de garantizar un cupo en un colegio para los casi 11 millones de niños en edad escolar que hay en el país. Se trata de garantizar aprendizajes con sentido para todos, desde las edades más tempranas. Esto es un reto en un país como el nuestro, donde 1.2 millones de niños no van al colegio, y más de la mitad de los que asisten no alcanzan los aprendizajes mínimos en matemáticas y lenguaje.

 

Es derecho de todos los niños contar con ambientes de aprendizaje que les permitan desarrollar al máximo sus potencialidades, para poder contribuir plenamente a la construcción de caminos de vida para sí mismos, sus familias, comunidades y la sociedad en general. Lograr esto implica que los diferentes actores aporten desde su rol y experiencia, que sean capaces de trabajar articuladamente para el logro de los objetivos. Es, en últimas, un reto de liderazgo colectivo en el que todos tenemos que poner de nuestra parte. Desde FEXE seguiremos trabajando, con todas las empresas que quieran unirse a esta causa, por lograrlo.

 

 


[1] Memoria del Secretario General sobre la labor de la Organización, Naciones Unidas, Nueva York, 2015.

 

Otros articulos de esta edición

Hablamos con Laura Aparicio Llorente, arquitecta y museógrafa del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Edición 39 | 1609 visitas

Conozca sobre nuestro Programa de Responsabilidad Social, Alianza Social Uniandina

Edición 39 | 200 visitas
Artículos relacionados

Hablamos con Laura Aparicio Llorente, arquitecta y museógrafa del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Edición 39 | 1609 visitas

Conozca sobre nuestro Programa de Responsabilidad Social, Alianza Social Uniandina

Edición 39 | 200 visitas