SUSCRIBASE


Escrito por: Carolina Tobar Amorocho


El sol de una tarde cualquiera cae en tonos cálidos. Bogotá se ve, desde muy arriba, sin caos, tranquila. Estoy en la casa de una de las artistas colombianas más prometedoras en la escena internacional: Ali Stone. Me saluda muy amablemente, como si nos conociéramos de hace tiempo; me ofrece algo de beber. Es muy sencilla; ahí, en la sala de su casa, un piano alemán Schiedmayer.Bogotana, de 24 años, de raíces santandereanas, Uniandina, DJ, productora y compositora. Billboard la nombró en el 2016 como uno de los cinco actos latinos recomendados; realizó la banda sonora de una película de terror, una de sus canciones es el himno global de la marca Forever 21 y fue parte del proyecto “Empowering Women”, en México.

 

Foto Ali 6PQ2

Ali Stone tocando el piano en su casa 

 

Le gustan los animales; en su casa tiene cinco gatos y un perro. Dos gatos nos hacen compañía mientras hablamos. En la habitación contigua a la sala, su estudio. Ahí tiene cuatro guitarras, una batería, dos micrófonos, dos amplificadores, un equipo de sonido, una consola de mezclas y un equipo de producción. Le encantan las Catrinas; tiene cuatro en su mesa de trabajo. Es amante de los superhéroes; tiene una máscara de Batman personalizada que ha usado en algunos de sus shows.

 

Alicia Gómez toca piano desde los cuatro años; cuando era muy pequeña le diagnosticaron oído absoluto[i]; estuvo en el coro del colegio, y toca flauta y guitarra. Fue la guitarrista de su hermana Marre, también artista. Le gustan los instrumentos, pero no le despertaban esa verdadera pasión que la hiciera mover montañas.

Foto Ali 1PQ

 

Foto Ali 4PQ

 

En su estudio

 

Cuando se graduó del colegio se fue a vivir un año a París; era un tiempo sabático y cultural. “Allá me empezó a gustar mucho la música electrónica, vi a DJ como Calvin Harris o Afrojack; me dejó impresionada, y ahí fue ese clic que despertó en mí toda esa pasión, todo lo que había aprendido, y fue lo que me generó esa intriga por la producción musical y el ser DJ”.

 

Después empezó a estudiar Administración de Empresas en la Universidad de los Andes. Le llamaban mucho la atención el mercadeo y el poder crear su propia empresa. La Universidad le dio mucha disciplina y le enseñó qué es la responsabilidad.

 

“Hay artistas que tienen todo el talento del mundo, pero no tiene esa disciplina o esa organización mental que enseña Los Andes para sacar los proyectos adelante. Me enseñó a trabajar y a esforzarme por ser la mejor, no a conformarme con que me fue bien, y ya”.

 

En sus tiempos libres se ponía a ver videos y a investigar sobre producción musical. Fue algo que surgió más empírico, y para despejar la mente de la carrera. Comenzó haciendo remixes y los subía a YouTube.

 

Hace tres años y medio hizo un remix de la artista Kesha y lo subió a su canal. Kesha lo vio, lo compartió en Twitter, y fue una bola de nieve. Miles de fans empezaron a preguntar por su remix; tuvo tanto éxito que la disquera de Kesha la contrató para sacarlo oficialmente. Esto la hizo pensar que su música podría tener un gran futuro.

Foto Ali 2PQ

Foto Ali 3PQ

 

 

Creó su logotipo; hacía las cosas bajo su nombre, Alicia Gómez, pero sonaba algo aburrido para una DJ, así que empezó a buscar un nombre artístico. “Quería que fuera sonoro y que no tuviera un país o una región que uno pudiera enmarcar, sino que fuera universal. Quería dejar el Ali porque así me han dicho toda la vida, y el Stone lo tomé de la frase ‘Carved in stone’ (Tallado en la piedra), porque ese es mi propósito de vida, que todo lo que haga perdure y quede marcado. Para crear ese nombre me sirvieron mucho las clases de mercadeo de la Universidad, y fue súper cool ver cómo mi carrera me ayudaba a perfilar este hobby”.

 

La historia de Ali Stone es diferente a la de muchos artistas de su talla. Haber tenido una acogida internacional en el inicio de su carrera fue precisamente lo que abrió sus horizontes. Para un artista es muy difícil cruzar la frontera, porque generalmente la regla es empezar en la ciudad de origen, luego expandirse a otras ciudades en su país y después sí tratar de volverse internacional. A ella le pasó al revés.

 

En Colombia empezó a darse a conocer hace tres años, en el concierto Megafest de la emisora La Mega. Para ella fue muy gratificante ver que, aunque no la conocían, el público la acogió y se conectó. A raíz de eso obtuvo su primer club de fans en Colombia.

 

En el 2014 realizó el soundtrack[ii] de la película colombiana Demental, lo que la convirtió en la compositora de música para cine más joven del mundo. “Era uno de mis sueños; desde pequeña siempre pensaba que era increíble poder transmitir tantas emociones sólo con la música, y fue gracias al remix que había hecho para Disney de la película Monsters University, que era como medio de terror. Al director de Demental le gustó mucho, y a mí las películas de terror me encantan”.

 

Muchas de las críticas de la película destacaron el soundtrack como uno de los mejores del año, comparado con los de las películas de ese género que salieron para la época, como Insidius o The Purge. El 2016 fue un año maravilloso en su carrera musical. En enero le llegó una notificación en Twitter de que Billboard la había nombrado como única mujer y única colombiana en la lista de los cinco actos latinos recomendados para ver.

 

A raíz de este gran logro, su nombre empezó a sonar en la industria musical. Su canción “Forever”, himno de la marca internacional Forever 21, fue lanzada para las campañas de Black Friday, y en ese momento, H&M estaba haciendo lo mismo con Katy Perry. La canción logró el puesto 17 en el top 50 de Brasil. También la contactaron los productores musicales de Game of Thrones y de Interstellar para decirle que querían trabajar con ella.

 

“Mi estilo musical justamente se caracteriza por ser impredecible, porque eso tiene que ver con mi formación musical. Cuando empecé con el piano, me iba por la música clásica; después escuchaba el pop noventero. Cuando empecé a estudiar guitarra, me fui por la onda del rock, del metal, del blues y del jazz. Fueron sonidos muy distintos, y ya después llegó la electrónica. En el momento de poner mi sello musical, decidí incorporar todo eso, porque es lo que justamente lo hace único. Busco que sea un viaje para cada persona y que puedan sentir ese valor artístico que yo siento con la música”.

 

Una de sus canciones, “Falling for you”, sonó en la radio por seis meses, cuando por lo general las canciones rotan de dos a tres meses. Esta canción tiene un sonido muy diferente, una mezcla de distintos géneros y de su formación musical. “Fue muy real y muy leal a mis creencias musicales y a lo que yo soy. Es algo que me gusta a mí. Esa transparencia se devuelve en la acogida y el amor que tuvo en el público”.

 

 

 

El valor de la mujer

 

La industria de la música electrónica es muy masculina, es algo que salta a la vista en los Line Up[iii] de la mayoría de festivales del género. Por esta razón, Ali Stone ha tratado de promover la igualdad de género desde su profesión. Aunque en los últimos años el tema ha cogido mucha importancia, aún siguen existiendo inequidades. Ante esto, la artista afirma que “las habilidades no se definen por ser hombre o mujer, sino por el talento, y las mujeres tienen que ser vistas como seres capaces de poder hacer lo que quieran hacer”.

 

La campaña Women Working for Women parte del proyecto Empowering Women promueve el empoderamiento de la mujer por su capacidad de trascender fronteras, de romper estereotipos y de marcar huella en el ámbito que quiera. La iniciativa resalta la labor de las mujeres que están creando un nombre en carreras generalmente masculinas. Empezó teniendo una vocería en espacios públicos por medio de representaciones artísticas. Una grafitera hizo una pintura de cada vocera con una frase de qué es el poder femenino para ellas.

 

Foto Ali 5

Foto: Micke Holguín

Ali Stone es la única colombiana en esta campaña que aún sigue vigente; representa a las compositoras de música y DJ. Su frase especial fue: “Ser mujer es ser guerrera y vencer los estereotipos que nos impone la sociedad”. Entre sus compañeras hay una piloto de carreras, una boxeadora, una tatuadora y una guitarrista de metal. La obra conceptual estuvo expuesta en el metro de México, en las paradas de buses y en los parques. Después se expandió a Italia y España.

 

“A veces la gente siente que las DJ o son modelos o no saben hacer nada más, que no saben de música y que no tienen formación, y la verdad es que hay muchísimas mujeres talentosas en la industria y hay que romper ese estereotipo que tiene la gente. Yo en mis shows, por ejemplo, no sólo mezclo, sino que toco instrumentos y canto, y es mi forma de legitimar el talento que las mujeres tenemos”, afirma Ali Stone.

 

Este año, la artista nos está sorprendiendo. En febrero lanzó su primer sencillo del año, “Dark Feelings”, tocó en el Electronic Basic Carnival, en México. Entre abril y mayo lanzará su primer álbum, que va a tener canciones en español, francés, portugués e inglés. Tal vez termine el año en Europa, pero algo que tiene claro es que el 2017 va a ser una oportunidad para mostrar su esencia.

 

 

 


[i] Habilidad de identificar una nota por su nombre sin la ayuda de una nota referencial, o ser capaz de producir exactamente una nota solicitada, (cantando) sin ninguna referencia.

 

[ii] Soundtrack significa banda sonora, en inglés.

 

[iii] El Line Up hace referencia al listado de bandas o cantantes que sonarán en un festival.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros articulos de esta edición

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 116 visitas
Artículos relacionados

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 116 visitas